fish-33712_1280

Primeros pasos en la defensa de la programación didáctica

Una de las primeras cuestiones que nos planteamos a la hora de preparar la comúnmente conocida como “encerrona”, es decidir la forma en que haremos llegar nuestra programación al tribunal que nos evalúa.

Al tratarse de una prueba oral, entran en juego tanto la atención que generamos como la curiosidad que despertamos en los y las oyentes. Y es que, si la neurociencia ha demostrado que estas facilitan y mejoran el aprendizaje, ¿acaso no mejorarán nuestra transmisión del mensaje y, a la vez, nuestra nota?

Contenido y continente de nuestra defensa

Por un lado, el contenido será la información, la fundamentación, las reflexiones y las decisiones que se reflejan en la programación didáctica. Dado que se trata de una prueba sin factor de variabilidad, se recomienda elaborar un guion con una extensión que nos permita explicar todo dentro del tiempo estipulado. ¿De cuántos folios estamos hablando? Como hemos ido adelantando en entradas anteriores del blog, la forma más exacta de valorar la extensión son el número de palabras, y en este caso, estaríamos hablando de unas 3300-3800 palabras para una exposición de 30 minutos que dominamos al pie de la letra, teniendo en cuenta que se debe gesticular y utilizar la pizarra (dedicaremos una entrada específicamente para tratarlo).

Por otro lado, el continente de nuestra defensa de la programación didáctica será la forma en la que se presenta, con lo que no debería ser un simple resumen de ella, sino emplear una narrativa y un hilo conductor que envuelva y lleve de la mano al tribunal en su valoración de nuestro documento oficial.

De esta forma, una exposición excelente provoca curiosidad e interés en los primeros momentos de nuestra intervención. Seguirá con dinamismo, ejemplificando y relacionando distintos elementos curriculares, tratando de romper la monotonía y generando sorpresa. Y, por último, finaliza de forma impactante y memorable, cerrando la metáfora o el hilo conductor que ha vertebrado nuestra defensa.

 

Puedes compartir este post en twitterinstagram o facebook

“No existen desafíos imposibles sino voluntades pequeñas”

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Alguna duda?

Déjanos tu mensaje y un teléfono y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.