sport-562154_1280

Modelo de Educación Deportiva con distancia física

El Modelo de Educación Deportiva se ha destapado como un recurso que aumenta exponencialmente el valor educativo y formativo del deporte.

De forma resumida, los aspectos característicos de este modelo pedagógico son el planteamiento de las unidades didácticas en temporadas deportivas (pretemporada, temporada regular y fase final o evento culminante) siguiendo una distribución de roles específicos (jugadores/as, árbitros, entrenadores/as, preparadores/as físicos, departamento de marketing, etc.).

“EN MEDIO DE LA DIFICULTAD RESIDE LA 0PORTUNIDAD” (A. Einstein)

Las recomendaciones sanitarias establecidas para el comienzo del curso escolar 2020-2021 ponen en jaque las propuestas para desarrollar los deportes de oposición y de oposición-colaboración, debido la distancia física requerida y la imposibilidad de compartir materiales; ¿quedan entonces descartadas estas modalidades deportivas?

Una propuesta sería la de plantear un MED con distancia física que cumpla con la prevención y medidas sanitarias, partiendo de la especialización de los roles y funciones de los jugadores/as a modo de “Training camp por posiciones”. De esta forma, se podría plantear un circuito donde en cada estación se desarrollan actividades y tareas concretas para cada función.

Un ejemplo sería, en la estación de “perfeccionamiento de bases” en baloncesto, un recorrido con obstáculos que se debe superar con la cabeza alta (pues se debe responder a estímulos visuales durante la ejecución) y que se complementa con pases y recepciones contra la pared a una marca.

Otro ejemplo podría ser una estación para la posición de “pívot en fútbol sala”, donde se enfatiza en el pase, recepción, giro y tiro de precisión.

Dicho circuito se complementaría con un trabajo cognitivo tras la tarea física, donde se potencie su reflexión y autoevaluación en el desempeño de cada una de las posiciones y funciones en el terreno de juego, como por ejemplo: “¿Has conseguido superar los obstáculos atendiendo a los estímulos visuales, mientras botabas el balón? ¿Qué nivel de acierto has tenido en los pases a la marca de la pared? Del 1 al 3, ¿cómo valorarías tus habilidades como base del equipo?”.

Así y pese a los condicionantes, tratamos de crear jugadores inteligentes que entiendan el contexto del juego.


Puedes compartir este post en twitterinstagram o facebook

“No existen desafíos imposibles sino voluntades pequeñas”

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Alguna duda?

Déjanos tu mensaje y un teléfono y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.