OPOSTV 12

El placer de escribir el tema

La elaboración y el estudio de los temas de la oposición supone una gran parte del tiempo dedicado a la preparación de todo el proceso. Esto conlleva muchas horas de esfuerzo cuyo resultado, finalmente, dependerá de un sorteo que permita demostrar sólo una parte pequeña de todo nuestro trabajo y que influye en el resto de la oposición.

A partir de estas evidencias se presentan ante nosotros dos caminos: la senda #victimista o la senda #concerebro.

Sobre la senda #victimista, poco se debe añadir, simplemente nos debemos dejar llevar por el pesimismo, los consejos e informaciones tóxicas, una deficiente planificación y las malas decisiones. Si decidimos optar por la senda #concerebro, tenemos ante nosotros la posibilidad de tener el placer de demostrar todo el trabajo realizado, ¿Cómo?

1. Planteamiento y elaboración #concerebro

Consulta las probabilidades en relación al número de temas preparados/totales. Por ejemplo, para 65 temas: entre 25 y 35 temas estudiados = entre el 92% y 98%. Aprovecha las matemáticas para reducir el factor estrés. Elabora tus 2500 palabras con toda tu energía y dedicación, elige cuidadosamente cada coma, cada palabra. Éste puede ser el tema que te cambie la vida para siempre.

2. Preparación #concerebro

Realiza simulacros hasta que te sientas cómodo/a en el desempeño mental y físico de las 2 horas escribiendo el tema. Si entrenamos y ensayamos no hay margen para la duda: el tema escrito será excelente.

3. El “Día D” #concerebro

Si hemos seguido los consejos anteriores, tendremos la certeza de que la letra (cuidada y homogénea) y la presentación (espaciado y sangría) serán excelentes. Si hemos seguido los consejos anteriores, confiaremos al 100% en el contenido, pues es el resultado de meses de trabajo. Si hemos seguido los consejos anteriores, sabremos que nos da tiempo escribir la totalidad del tema estudiado en las dos horas.

Si hemos seguido los consejos anteriores pero nuestra convocatoria nos exige que seamos nosotros/as los que leemos el tema, lo potenciaremos con la postura, el gesto, la mirada, la entonación y los movimientos de las manos.

Y tú, ¿Qué camino eliges? ¿#victimista o #concerebro?

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Alguna duda?

Déjanos tu mensaje y un teléfono y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.