pexels-jeswin-thomas-3380743

El día D

Hemos estado trabajando muy duro y durante mucho tiempo. Finalmente, el día de la prueba de nuestra oposición ya está a la vuelta de la esquina. Por ello, te recomendamos atender a todos los detalles previos para no añadir ningún sobresalto que pueda limitar tu rendimiento del “día D”.

Elige la ropa previamente. Piensa que primera impresión sólo hay una y que una oposición requiere cierto formalismo. La ropa debe ser elegante a la vez que cómoda. Debemos ser conscientes de que, en las aulas, el aire acondicionado suele estar a máxima potencia, así que no olvides una manga larga.

El DNI debe acompañarte en todo momento, o no podrás acceder a la prueba. Proporciónate de bolígrafos de sobra, de aquellos con los que has entrenado durante los meses previos. Déjate en la mochila algunos de más por si fallaran los dos que el tribunal te permite tener sobre la mesa para utilizar.

Elige un reloj digital, no de aguja, pues es necesario tener el control de cada segundo del que disponemos en el examen.

En cuanto a hacer frente a las necesidades fisiológicas, lleva contigo una botella de agua, come fruta antes del examen e incluso ten encima unos caramelos, pues el cerebro necesita glucosa para funcionar a máximo rendimiento.

Planifica el viaje, ya que normalmente son días en los que el tráfico es más denso. Ten presente que te costará aparcar y que pueden surgir diversas inclemencias e imprevistos. Por ello, no es descabellado, en la medida de lo posible, buscar un hostal u hotel para pernoctar la noche anterior, que reúna las condiciones adecuadas para asegurar un completo y reparador descanso, y que te libre de realizar el trayecto el día de la prueba. En este contexto, toda prevención es poca.

“Confiamos porque somos precavidos” (Epicteto).

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Alguna duda?

Déjanos tu mensaje y un teléfono y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

× ¿Dudas?