4. Pizarra

Dime cómo usas la pizarra y te diré qué docente eres

No debemos obviar que la pizarra sigue siendo uno de los recursos fundamentales que utilizan los docentes para ilustrar y guiar el proceso de enseñanza y aprendizaje. Por ello, y sin descartar la utilización de recursos digitales (aspecto sobre el que profundizaremos en otro post), es positivo el uso de la pizarra porque:

– El tribunal está familiarizado con su uso y un planteamiento brillante en la pizarra será un factor diferencial.

– Es un recurso del que se dispone en cualquier centro educativo.

– Se reduce el factor de ansiedad en comparación con el uso de nuevas tecnologías para la exposición, donde el desempeño no siempre es fiable y el tiempo de su montaje se suele restar del tiempo del que disponemos para la prueba.

 

 

 

 

¿Cómo usar la pizarra?

Tradicionalmente, el empleo y la presentación de una pizarra ordenada se estructuraba en bloques o columnas, estableciendo desde 2 hasta 9 zonas dada su fácil proporcionalidad (ver ejemplo).

En la actualidad, y tras la estela de algunos/as opositores/as que han conseguido resultados excelentes, surge la posibilidad de dar un paso al frente y plantearnos plasmar en la pizarra la narrativa e hilo conductor de nuestra programación y unidades mediante un Visual Thinking, abriendo de par en par las puertas de la curiosidad y la atención hacia nuestro discurso (ver ejemplo).

Top 5 consejos

1. Utilizar letra clara y de tamaño adecuado, respectando la horizontalidad y evitando el amontonamiento: ¡Practica!.

2. Escribir los elementos centrales, donde se recomienda aparezcan todos los apartados de la convocatoria y que se recojan con una presentación proporcionada y visualmente atractiva: ¡Dibuja!.

3. Destacar los aspectos más importantes mediante subrayado o utilizando otros colores: ¡Crea!.

4. Habla mientras escribes y sin dar la espalda completamente al tribunal: ¡Ensaya!.

5. En caso de cometer un error escribiendo o dibujando, siempre es mejor afrontarlo con naturalidad y corregirlo con el borrador que hacerlo con prisas, con la mano y que quede el borrón para el resto de tu exposición: ¡Calma!.

 

Puedes compartir este post en twitterinstagram o facebook

“No existen desafíos imposibles sino voluntades pequeñas”

Comparte esta publicación

× ¿Dudas?