Captura-de-pantalla-2021-02-08-a-las-10.08.33

Con un ojo en tu postura

En estos momentos, que levante la mano aquél o aquella que pase largas horas a lo largo del día sentado en una silla y frente a una mesa. De entre aquellos que seguís leyendo/escuchando esta entrada, haced una señal los que tengan alguna molestia o dolencia a nivel cervical, dorsal o lumbar.

No hace falta ver las respuestas para saber que el cuidado de la higiene postural merece una atención destacada dentro del proceso de oposición.

Los consejos relacionados con la postura saludable que permitan exprimir tu rendimiento se basan en 2 ideas clave: SILLA y PREVENCIÓN.


  1. SILLA. 

Dedica todo el tiempo que necesites a elegir tu silla, ya que será una herramienta imprescindible para optimizar tu estudio y obtener los resultados esperados. La silla debe ser ergonómica para cuidar la higiene postural, con un ligero hueco en el respaldo a nivel lumbar para descargar dicha zona.

En ella, colócate con las piernas paralelas a los hombros y con los pies en contacto con el suelo. Las manos deben apoyarse sobre la mesa, formando los codos un ángulo de 90 grados.

Si estamos trabajando frente al ordenador, éste deberá colocarse frente a nuestros ojos, ligeramente hacia abajo.

De esta forma, esta buena posición nos prevendrá de dolores y molestias relacionadas con la lumbalgia o la cervicalgia, entre otras patologías.

  1. PREVENCIÓN.

Atiende a todo tipo de estrategias preventivas, desde el momento en el que nos levantamos de la cama cada día. Para ello, no lo hagas mediante un tirón lumbar, ya que tras 6-7 horas de sueño, podría ser peligroso para tu espalda. Parte de que la mejor posición para conciliar el sueño, según los expertos, es el decúbito lateral hacia nuestra izquierda, debido a la localización de las vísceras. 

La mejor forma de levantarnos será mediante un movimiento de la pierna en contacto directo con la cama hacia el exterior de la misma, que se acompaña con el resto del cuerpo hasta incorporarnos. A continuación, realiza estiramientos progresivos y practica la respiración diafragmática (zona abdominal).

En las sesiones de estudio y trabajo, se recomienda realizar descansos posturales antes de la hora y media (tiempo que no se debe exceder). Dichas paradas se complementan con movilidad de escápulas y muñecas, así como anteversión y retroversión de pelvis (hacia delante y atrás).

Los estiramientos más recomendados para realizar en estos periodos de descanso son de cervicales (movimiento lateral y de rotación tomando como eje la columna y de forma suave), de la zona pectoral, dorsal, lumbar y de los antebrazos (dadas las altas exigencias en cuanto a la escritura), realizando una expiración profunda cuando se realizan.

Y es que siguiendo el famoso proverbio de D. J. Juvenal, en la búsqueda del máximo rendimiento cognitivo debemos hacer buena la máxima de “Mens sana in corpore sano”.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Alguna duda?

Déjanos tu mensaje y un teléfono y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

× ¿Dudas?