brain-1773885_1280

¿Cómo memorizar más y aprender mejor?

¿Te ha pasado alguna vez…? ¡Estudio pero no se me queda! ¡No he aprendido nada en todo el día! ¡Perdí todas las neuronas cuando era joven! ¡Echo muchas horas y no rindo! Nada que no hayamos pensado todos y todas alguna vez. En este post te queremos ayudar a memorizar más y aprender mejor para preparar las oposiciones (recuerda que es uno de los 7 hábitos del opositor altamente efectivo). Todo ello basado en investigaciones de neurociencia y de la mano de nuestro amigo, el reconocido divulgador internacional Jesús C. Guillén, creador del blog escuela con cerebro con más de 6.000.000 de visitas.

¿Cómo puedo aplicarlo a mi día a día?

Por ejemplo, si tengo que compatibilizar estudios-familia-trabajo, ¿es mejor pegarme el atracón un día y después no hacer nada o estudiar un poco durante muchos días? Los estudios en neurociencia confirman que la técnica espaciada es más eficaz, por tanto, sé una hormiguita, mejor muchos pocos.

Por ejemplo, me suelo plantear muchas preguntas cada noche al llegar a casa y considero que es una mala señal porque significa que no domino las oposiciones. ¡Cambia el chip porque vas muy bien! Reflexionar sobre lo que sabemos y sobre lo que no, es un ejercicio de metacognición y de pensamiento profundo. Plantear preguntas sobre lo que vamos a aprender, conectándolo con lo que ya sabemos, incide sobre el aprendizaje significativo y la memoria a largo plazo.

Por ejemplo, muchas veces mi familia cree que me he vuelto loco/a leyendo una y otra vez en voz alta o defendiendo mi programación delante de un peluche. ¿Tiene sentido? Por supuesto que sí, hacerlo de esta forma tiene una repercusión positiva en el aprendizaje y la memoria. Además, si te grabas en vídeo podrás analizar también la comunicación no verbal.

Por ejemplo, ¿importa lo que yo creo sobre mi inteligencia? La neurocientífica Carol Dweck diferencia entre la mentalidad fija y la de crecimiento. La primera se basa en una creencia de que la inteligencia tiene un gran componente genético, heredable y difícil de modificar. La segunda se fundamenta en la creencia de que la inteligencia puede mejorar con esfuerzo, dedicación y perseverancia. Esta última es la mentalidad de los opositores/as de éxito. Sé posibilista y consigue tu plaza como afirma nuestro amigo Chema Lázaro.

En definitiva, como concluye Jesús Guillén: “Los estudiantes con más éxito se responsabilizan de su aprendizaje y siguen una estrategia clara y disciplinada (siempre haciendo vincular el cerebro con el corazón)”.

 

¿Y si todo ello estuviese sintetizado en un genial.ly? Gracias a nuestro amigo Toni Bernabéu, pincha aquí.

Puedes compartir este post en twitterinstagram o facebook

“No existen desafíos imposibles sino voluntades pequeñas”

 

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Alguna duda?

Déjanos tu mensaje y un teléfono y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.