lluvia-ideas-resolver-acertijos-cerebrales-metafora-trabajo-equipo-colaboracion-inteligencia-manejo-desafios-problemas_4968-714

Aprendemos cooperando

“Cuando propongo un trabajo en grupo, son aquellos discentes más interesados en aprender o están preocupados por la nota, los que cargan con todo y el resto se aprovechan”. “No creo que el trabajo en grupo aporte nada a mi programación de aula y didáctica, y menos de cara a una oposición”.

Seguro que no es la primera vez que nos llegan este tipo de reflexiones en relación al trabajo en grupos de alumnado en el aula, aspecto que nos debe llevar a plantearnos qué es el trabajo en grupo y si es lo mismo que se defiende mediante el aprendizaje cooperativo.

Por éste último, siguiendo a D. W. Johnson & Johnson, se entiende al “método de trabajo que se desempeña en grupos pequeños donde los alumnos sólo perciben que pueden alcanzar sus objetivos si los demás participantes del grupo también los alcanzan”. Según parece, al leer la definición ya se aprecian algunas diferencias entre ambas propuestas didácticas.

A la hora de aplicarlo, se deben especificar los objetivos didácticos y los criterios para el éxito de la actividad, formar los grupos (buscando la heterogeneidad), asignar roles de trabajo bien definidos y dejar clara la premisa principal de este método: sólo se podrá tener éxito si el resto de compañeros también tienen éxito.

Las producciones que se pueden establecen como finalidades del trabajo cooperativo podrían ser desde creaciones escritas, presentaciones orales o montajes audiovisuales; portafolios grupales; entrevistas; o diarios de aprendizaje.

Con todo ello, ¿sería el aprendizaje cooperativo una buena opción para introducir en nuestras clases y para plantear dentro de nuestra programación de la oposición? Sin duda. Y es que la utilización de este método favorece la responsabilidad individual y colectiva, el desarrollo de la salud emocional y social, la utilización de las habilidades sociales (tan demandadas y esenciales en cualquier desempeño de nuestras vidas) y la eficacia del trabajo grupal.

De esta forma, hagamos bueno el mensaje que ofrece el proverbio africano de “Si quieres llegar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina en grupo”.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Alguna duda?

Déjanos tu mensaje y un teléfono y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

× ¿Dudas?